¿Sabias que …? Escribimos con todo el cuerpo, es vital la ubicación espacial de nuestro cuerpo para ubicar el trazo en los diminutos renglones.

Compartir

En mi experiencia como docente he podido observar que el proceso del trazado es todo un reto para muchos de los chicos, es decir el realizar de forma autónoma o guiada la producción de una grafía formal implica la puesta en marcha un cúmulo de saberes, habilidades y emociones que si el chico no los lleva en su bagaje de experiencia y conocimiento personal le será ampliamente complicado realizar estas acciones con éxito. Es importante que como docente y como padre de familia tengamos conocimiento de estas, ya que de otra forma nos parecerá que el chico está imposibilitado para realizar la acción del trazado y lo someteríamos a retos para los cuales no se encuentra totalmente preparado.

Existen datos muy curiosos y significativos que influyen en este proceso es decir

¿Sabias que …?

Escribimos con todo el cuerpo, es vital la ubicación espacial de nuestro cuerpo

para ubicar el trazo en los diminutos renglones.

Producto vs Productor: Por regla general calificamos el aspecto del producto sin

tomar en cuenta el proceso del productor.

La mano como instrumento en desuso: Damos paso a habilidades tecnológicas

y dejamos de lado las habilidades motoras de uso diario.

Aceleración de procesos: Nos preocupa que los chicos salgan casi licenciados

en escritura del preescolar, porque pensamos que esto es lo que mejor conviene.

Preocupada por la producción exitosa de trazos de mis alumnos del segundo

grado de Elementary me dispuse a tomar un taller de escritura, estando ahí pensé:

esto es justo lo que necesito para que mis chicos logren esta necesaria y compleja

tarea, ya en el curso me doy cuenta que está dirigido para pequeños en edad de

preescolar pero que en segundo aún estamos en buen tiempo para realizar la

misión.

Antes de que nuestros chicos inicien a escribir existen una serie de pasos y

procesos físicos, sensoriales y mentales que son ineludibles para lograr esta

acción. Es asombroso descubrir que las pequeñas y sencillas actividades de la

vida diaria (AVD), el juego, el trabajo y el descanso pueden favorecer

grandemente el que el niño logre con mayor facilidad desarrollar las habilidades de

motricidad física. Son situaciones tan sencillas como hacer cosas por sí mismo,

abrochar un botón, trabar un cinturón, ponerse una chaqueta, abrir el empaque de

la barrita y girar la tapa del botellón de agua, y es que poco a poco somos

nosotros los adultos los que nos compadecemos de los chicos que no permitimos

que se desarrollen como sus capacidades lo permiten, “las habilidades se

entrenan”, es decir tiene que existir ensayo, prueba y error para lograr el éxito, sin

ir muy lejos en esta emocionante experiencia puedo compartir que la estrategia

que implementamos ha dado excelentes resultados con nuestros chicos más

pequeños de primer grado, siendo un parteaguas para que los chicos más

grandes se atrevan a realizar esta AVD, Giovanni se ha sentido tan satisfecho y

exitoso al lograr abrir su botellón de agua que le ha enseñado a compañeros de

tercero a intentarlo hasta lograrlo; en esta experiencia Giovanni aprendió que la

percepción haptica es el control de la fuerza que debe aplicar al objeto para que

no se rompa o derrame al tomarlo con la mano, posterior a esto seguimos

revisando los requisitos para poder escribir y llegamos a la inhibición motora la

cual es simplemente detener el movimiento de manera voluntaria después de

recibir un estímulo, tal como lo podemos hacer en el juego de las estatuas de

marfil en donde se canta se mueve y se para justo después de que al tío le apesta

el calcetín (je je je) se escucha fácil y muy sencillo pero lo cierto es que a los

chicos les cuesta lograrlo, lo cual se ve reflejado en sus trazos cuando no

reconocen el límite del renglón en el cual es preciso detenerse para hacer un

trazado de grafías correctamente. Los aspectos ergonómicos son sumamente

importantes ya que si los chicos no tienen la postura adecuada esto tendrá un

impacto poco favorable para el proceso, existen diferentes técnicas para apoyarlos

en adquirir una postura adecuada y es mediante extensiones en los muebles,

sentarse en bancos de una pata o en atractivas pelotas de Pilates, es cuestión de

analizar las necesidades y poner en marcha estrategias para favorecer sus

habilidades.

Continuando con este tema tan extenso e interesante me preguntaba si en alguna

ocasión alguien va al gimnasio y dice “- Recomiéndame una serie de ejercicios

para fortalecer mis 60 músculos de las manos-” suena muy cómico y es

precisamente porque nadie hace algo así es por lo que es súper importante que lo

hagamos con los chicos, en nuestro grupo de segundo grado ya lo hacemos

trabajamos para favorecer la integración sensorial, motricidad, tono muscular e

inhibición motora, es sorprendente como esa inversión de tiempo matutina con la

araña fumigada a los chicos les representa la actividad más significativa del día,

es un encuentro con sus sentidos y su cuerpo.

Este es un tema tan amplio y fascinante que podría pasar un tiempo muy

significativo compartiendo información, sin embargo creo que será mejor

mantenerlos con la curiosidad y dejarles unas pequeñas tareas, es decir ¿Qué

Miss que se respete no deja tareas?

Tarea No.1 Visita el canal de youtube Escribiendo oficial en donde encontraras

técnicas efectivas para trabajar en casita

https://www.youtube.com/channel/UCZq8rDvmAqx13Pytm0v7u3w

Tarea No. 2 Escucha a tu hijo cuando diga “Yo puedo” y cuando diga “No puedo” motívalo a intentarlo hasta lograrlo.

Tarea No.3 Entiende la etapa de desarrollo en la que se encuentra el chico, no por nada el buen Piaget estudió y escribió tanto con respecto al comportamiento de sus hijos.

Tarea No. 4 Diviértanse mientras sus hijos aprenden divirtiéndose.

Tarea No.5 mmmmm ¡no!, tampoco dejo tantas tareas.

¡Cariños!

Miss Gina 😉

“Ideas extraídas del curso Motricidad y Escritura impartido por Isabel Yuziuchuk”