MITOS SOBRE LA ADOLESCENCIA

Compartir

DESMONTANDO MITOS SOBRE LA ADOLESCENCIA

 

La Adolescencia es una etapa de la vida que ha sido poco estudiada y es actualmente cuando se le está dando la importancia que merece. Es más, básicamente se le ha considerado una etapa de transición entre la infancia y la adultez, considerándolos aún niños y a la vez dándoles responsabilidades casi de adultos. Por ello los conflictos que surgen en esta edad entre padres e hijos, además de los cambios físicos y psicológicos que acontecen.

 

En base a la reciente investigación de Daniel J. Siegel, que ha plasmado en su obra “Tormenta Cerebral”,  los mitos sobre la adolescencia más extendidos son los siguientes:

 

1°) “La adolescencia es una etapa terrible de la vida”

2°) “Las hormonas van a apoderarse de mi hijo. Estará repleto de hormonas en ebullición!!

3°) “Los adolescentes están indefensos, porque las hormonas se apoderarán del cerebro de mi hijo y no podré hacer nada”

4°) “La adolescencia termina al cumplir los 20”

 

No sólo son ideas preconcebidas que están en nuestra cabeza de adultos, lo peor de todo es que lo decimos en voz alta, y se lo decimos a nuestros hijos!!!! Y entonces, cómo creen que se van a sentir nuestros hijos cuando vayan acercándose a la pubertad???? Si los adultos la vemos como algo horrible, puede acabar siéndolo, debido a esas expectativas.

 

Daniel J. Siegel es doctor en medicina, profesor de Psiquiatría Clínica en la Facultad de Medicina de la Universidad de California en Los Ángeles, co-director del UCLA Mindful Awareness Research Center y director ejecutivo del Mindsight Institute. Autor de Best Sellers como “Ser padres conscientes”.

En su obra “Tormenta cerebral” aporta las claves para acabar con algunos de los mitos y falsas creencias más extendidas sobre la adolescencia:

1°) La adolescencia es una etapa maravillosa de la vida, es una etapa muy importante y una oportunidad increíble: la adolescencia tiene su propia esencia y su propio significado:

 

  1. a) Es una chispa emocional: Hay pasión, un sentimiento de que todas las cosas importan

 

  1. b) Un momento de conexión social: Tienen una capacidad profunda de colaboración entre ellos.

 

  1. c) Una búsqueda de lo nuevo: Tienen el valor de probar cosas nuevas

 

  1. d) Tiene una esencia creativa: Tienen la suficiente imaginación para aprender, y a imaginarse cómo podría ser el mundo y cómo debería ser.

 

Y cuando observas algunas de las contribuciones más importantes que se han hecho a la ciencia, a la tecnología, el arte y a la música, muchas de esas contribuciones vienen de un cerebro adolescente.

 

Pero, si observamos lo que muchas escuelas hacen, porque hacen caso de esos mitos erróneos, básicamente enjaulan todas estas cuatro funciones esenciales de la adolescencia y las apagan. Por ejemplo:

– Interpretan que la pasión de un adolescente es algún tipo de desorden

– Interpretan que los adolescentes deberían competir entre ellos, en vez de colaborar como grupo.

– En vez de hacer algo novedoso o usar formas nuevas de hacer las cosas, en vez de profundizar en la capacidad de resolver problemas (fruto de su inspiración creativa), los atosigan con un sistema educativo que parece una fábrica.

Eso hace que los adolescentes se rindan, cuando el futuro del planeta depende de la inventiva del cerebro de nuestros adolescentes.

 

2°) No existen las hormonas en ebullición. Sí hay un aumento del nivel de hormonas y afectan a su cerebro, su cuerpo y su maduración sexual.

 

3°) Los adolescentes no están indefensos, lo que ocurre es que su cerebro se está remodelando. Está eliminando circuitos y neuronas que no necesita; y más adelante, en una etapa posterior a la adolescencia, se producirán una serie de conexiones muy intensas llamada Mielinización: “Se aplica al desarrollo de una vaina de mielina en torno a las motoneuronas. La mielinización mejora la velocidad de conducción de los impulsos nerviosos, lo cual permite que las reacciones sean rápidas y los movimientos diestros. La mielinización de las fibras de la corteza del encéfalo se produce con mayor rapidez en la infancia, pero prosigue hasta bien entrada la pubertad. Las destrezas motoras sólo se desarrollan por completo después de la madurez, cuando se ha completado la mielinización del sistema nervioso.”

El proceso final de la remodelación del cerebro del adolescente será podar las áreas del cerebro que están volviéndose más especializadas, e intensificar las conexiones entre el resto de los circuitos. Este proceso de diferenciación y conexión se llama Integración, que es el objetivo final de los cambios del cerebro adolescente, y ocurre entre los 25 y 30 años.

 

4°) Por lo anterior, la adolescencia termina entre los 25 – 30 años, no a los 20.

 

Conclusión

Deberíamos cambiar nuestro acercamiento hacia la crianza de los hijos y la forma en que nos acercamos a la educación, para tener niños más cómodos con la incertidumbre y que les entusiasme la curiosidad, la idea de saber hacer las preguntas que hay que hacerle al mundo. Si lo hacemos, esta forma integrada de vivir emergerá naturalmente y creará un mundo más amable y compasivo.

 

“Intenta mantener la esencia de la adolescencia y serás un adulto más sano”

“Para enseñar hay que tener empatía y compasión”

Daniel J. Siegel

 

Realizado por:

 

Raquel Rivero Gil

Lic. En Psicopedagogía