¿Sabes escuchar?

Compartir

¿Sabes escuchar?
Hoy en día, me doy cuenta que estamos inmersos en tantas cosas que deseamos realizar, supongo que con la intención de estar bien o mejorar, sin embargo esto ha provocado que el vivir día a día tan de prisa, no tengamos relaciones tan estrecha como en antaño, y lo peor es que a veces nos sentimos extraños en nuestra propia casa o con nuestra propia familia.
No obstante creo firmemente que esto puede cambiar si hacemos una pausa y nos ponemos a pensar que sólo necesitamos de cierto tiempo, y poner en practica lo que se nos ha dicho, que la base para tener una buena relación de cualquier índole es tener una espléndida comunicación, la cual debemos expresar lo que deseamos o necesitamos de forma cálida y clara, sencilla, etc., pero considero que un factor determinante en la comunicación, también es … “el saber escuchar”.
Comento esto porque me ha pasado que cuando estoy en una plática, no falta la persona que:
– interrumpe,
– supone,
– juzga,
– piensa en otras cosas,
– no le interesa el tema o la persona con la que está hablando,
– sólo le interesa parte de la información,
– compara y se compara,
– prepara su próximo comentario,
– sólo está pendiente de agradar,
– distrae y cambia de tema,
– discute o busca desacuerdos.
– o sólo está esperando escuchar lo que quiere escuchar


Escuchar no sólo consiste en oír lo que se dice, implica poner atención
a la forma en que se dice, a lo que no se dice e incluso el momento
en que se expresa algo.
Recordemos que la escucha activa trae consigo una serie de
beneficios, entre otros: genera confianza, reduce la resistencia de
nuestro interlocutor, genera autoestima y carácter. Escuchar
activamente requiere el desarrollo de una serie de habilidades, pero
sobretodo, requiere de una actitud de apertura y de respeto hacia la
persona con la que estamos conversando.
Te doy algunos consejos que estoy segura ayudarán a tener una mejor
comunicación:
1) Mostremos interés. Dejemos a un lado lo que estamos haciendo
y guardamos el celular, dejamos de ver la tv, veamos a los ojos
a nuestro interlocutor y pongamos atención a la plática y ¿por
qué no? disfrutémosla.
2) Dejar hablar. Esto significa que debemos permitir que nos
platiquen más de lo que nosotros debemos hacerlo, y si es así tal
vez que hagamos preguntas sobre la charla resultará más
interesante para ambos.
3) No suponer nada, preguntar mejor y mucho menos interrumpir.
Esto significa que debemos ser pacientes al hablar o preguntar.
4) Utilizar el lenguaje corporal. Es el hecho de que nuestro cuerpo
éste atento a lo que se escucha, como asentar con la cabeza,
ver a directamente a los ojos, mover las manos o los hombros,
etc.
5) Repetir algo importante. Comentar algo sobresaliente o el
centro de la plática.
Creo necesario que aprendamos a escuchar, porque esto nos
ayudará a ser empáticos y por lo tanto, más cercanos a las personas
que estén a nuestro alrededor, trayendo beneficios para todos y
haciendo nuestra vida más significativa.
Existe un proverbio egipcio que resume lo aquí escrito…
Oir es precioso para el que escucha.
Miss Sandra Paredes
Kinder 1- Inglés